Pilar Quiroga Olivar

Salud Natural

YOGA NIDRA ES… SUEÑO CONSCIENTE


Yoga Nidra es una técnica que nos permite entrar en el estado muy profundo de meditación, esta práctica tiene sus raíces en la antigua práctica trántica de Nyasa, fue Swami Satyananda  quien a través de su propia experiencia y del estudio de antiguas escrituras desarrolló y actualizó Yoga Nidra adaptándolo a las características y necesidades actuales de los seres humanos.

Las palabras Yoga Nidra pueden traducirse como “yoga del sueño profundo”, un estado de profunda relajación a todos los niveles: mental, emocional y físico, es a través de esta profunda relajación que la conciencia puede establecerse en la frontera entre el estado de vigilia y el estado del sueño.

En el estado Nidra, un estado de profunda calma consciente de todas las estructuras de cuerpo-mente nos permite explorar y profundizar en nuestra mente, nuestros sentidos y nuestro cuerpo; que se liberan de la tensión y estrés acumulado. Yoga Nidra permite modificar patrones mentales que nos limitan. La purificación y disolución de los bloqueos mentales permiten que la creatividad y la imaginación fluyan con libertad. La memoria se fortalece, hay facilidad en el aprendizaje y la intuición se manifiesta.

La actitud relajada en la realización, escuchando y siguiendo con atención las instrucciones el profesor va dando. Hay que permanecer despierto durante toda la práctica (hay que intentarlo con determinación). La postura más adecuada es shavasana (acostado boca arriba con las piernas abiertas, los brazos relajados hacia los lados, y los ojos cerrados).

PARTES DEL YOGA NIDRA

Los elementos básicos de Yoga Nidra (que se adaptan a las necesidades del practicante) son:

  • Preparación.
  • Relajación previa.
  • Sankalpa (resolución o afirmación).
  • Rotación de la conciencia.
  • Conciencia de la respiración.
  • Sensaciones opuestas.
  • Conciencia de Chidakasha (pantalla mental).
  • Visualización.
  • Conciencia de Chidakasha (pantalla mental).
  • Sankalpa (resolución o afirmación).
  • Final.

La duración de la práctica es entre 20 minutos y una hora. 

Preparación.

Realizar Yoga Nidra en una habitación donde no se sea molestado, ventilada y con temperatura confortable, una penumbra suave es los más recomendable (ni oscuridad y demasiada luz).

La postura adecuada es shavasana (acostado boca arriba con las piernas abiertas, los brazos relajados hacia los lados, y los ojos cerrados). Es muy importante no moverse, estar inmóvil durante la práctica, así que se pueden utilizar cojines o una manta plegada en las zonas donde se pueda producir incomodidad. Si lo creemos conveniente podemos cubrirnos con una manta ligera. 

Relajación previa.

Toda practica de meditación se inicia con una relajación. Realizaremos respiraciones completas, aflojando el cuerpo, clamando las emociones y permitiendo que la mente entre en un estado receptivo.

Sankalpa (resolución o afirmación).

Es una resolución afirmativa que se repite 3 veces mentalmente al principio y al final de la sesión de Yoga Nidra. Es una frase precisa, corta, positiva y evocadora de algún aspecto que queremos potenciar o de un objetivo que queremos manifestar en nuestra vida.

Sankalpa activa nuestras cualidades positivas que se encuentran bloqueadas. Hay que escoger una resolución de acuerdo a la propias necesidades e inclinaciones. Cuando está claro que queremos podemos construir una resolución para eso, sino podemos hacer una resolución para el momento presente. (el profesor puede ayudarte a formularla)

La Repetimos tres veces desde el corazón, desde lo más profundo de nosotros, con pleno sentimiento, con todo nuestro ser.

 Recuerda Sankalpa es:

  • Sencillo: Palabras precisas y claras.
  • Positivo: Construido en forma de afirmación.
  • Significativo: Debe tener valor para ti.

Algunos ejemplos:

  • Armonía física y mental
  • Confianza y seguridad en mí mismo
  • Prosperidad material y espiritual
  • La perfecta sabiduría reside en mi corazón.
  • Me siento pleno y completo en mí mismo.

Rotación de la conciencia.

Siguiendo las indicaciones del instructor en la rotación de la conciencia repasamos mentalmente todas las partes del cuerpo, no requiere esfuerzo, la atención se mueve de una a otra parte de nuestro cuerpo con fluidez sin detenerse en ninguna de ellas. Hay un orden en el recorrido, que es importante pues cada área del cuerpo está relacionada con una zona de nuestro córtex cerebral que será estimulada por el recorrido, que una vez finalizado habrá regularizado el flujo energético y nuestro cuerpo estará relajado profundamente.

Conciencia de la respiración. 

El siguiente paso es la observación de la respiración. Tomamos conciencia de nuestra respiración sin interferir ni influir en ella, observando su fluir tomamos conciencia de la respiración abdominal, de las fosas nasales, de su repercusión en el pecho, etc.  Podemos añadir la cuenta mental de las respiraciones en sentido inverso. Suavemente el nivel de relajación aumenta y experimentamos una profunda clama y concentración mental.

Sensaciones opuestas. 

Después de observar el flujo respiratorio, evocamos sensaciones y sentimientos opuestos. Jugamos con los contrarios: Peso - Ligereza, Frío - Calor, Tristeza - Alegría, Dolor - Placer, etc., de forma desapegada, desde la actitud del “observador”, esta parte nos ayuda a equilibrar nuestra respuesta a todo tipo de sensaciones y emociones y aporta mayor relajación física, emocional y mental.

Conciencia de Chidakasha (pantalla mental).

Dejamos las sensaciones opuestas y centramos la atención en Chidakasha.

Chidakaha no es un espacio físico, sino psíquico, es una ventana abierta al infinito que se localiza ante los ojos cerrados, se le llama pantalla mental y es una puerta de entrada hacia nuestro mundo subconsciente.

   Observemos atentamente este espacio sin hacer ningún juicio, ninguna valoración, sin esperar nada… cualquier cosa que aparezca allí es una manifestación de nuestra mente subconsciente, podemos observar diferentes fenómenos, como colores, formas indefinidas y también pueden aparecer recuerdos o imágenes. No le demos importancia, observemos y tomemos conciencia de este espacio.

Visualización.

Este paso es importante en Yoga Nidra, llegamos distendidos físicamente y en la visualización profundizaremos en la relajación emocional y mental. Es una parte creativa similar a un sueño, donde en todo momento nos mantenemos conscientes y desapegados. Evitamos hacer esfuerzos por visualizar, permitiendo que las imágenes, que el instructor va mencionando, surjan de forma espontánea.

La visualización a través de la evocación de imágenes simbólicas y arquetípicas nos ayuda entre otras cosas a eliminar los patrones negativos que nos condicionan y limitan, contribuye a purificar la mente, nos aporta capacidad de concentración, imaginación, memoria. 

   Es posible que la principio algunas personas les cueste visualizar, pero como en la mayoría de las técnicas, la práctica constante es la clave paras conseguirlo.

Conciencia de Chidakasha (pantalla mental).

Finalizada la visualización, volvemos a Chidakasha, igual que antes observamos sin analizar. Podemos encontrar múltiples imágenes, a veces desagradables, pero no les demos importancia, consideremos que nuestro subconsciente se está libreando de viejos patrones negativos.

 Sankalpa (resolución o afirmación).

Repetimos otra vez la resolución afirmativa mentalmente 3 veces. Desde el corazón, desde lo más profundo de nosotros, con pleno sentimiento, con todo nuestro ser.

Final.

Tomamos conciencia del proceso respiratorio, de nuestro cuerpo tumbado en el suelo en posición de shavasana. Poco a poco dejamos que la conciencia vuelva al mundo exterior, percibimos las sensaciones que nos llegan: el sonido, la temperatura en la habitación, etc. Nos desperezamos, tomamos el tiempo que necesitemos y nos incorporamos. 

 




Mapa
Llamada
Correo electrónico
Acerca de