Pilar Quiroga Olivar

Salud Natural


Respiración cósmica para mitigar el cansancio

 

En general la práctica regular del Qigong nos permite estar menos cansados, pues los ejercicios estimulan la energía vital.

En este ejercicio en concreto la respiración cósmica nos ayuda a recuperarnos rápidamente del cansancio, ya que captamos la energía de la naturaleza y sacamos la energía gastada del organismo, es como una ducha de energía proveniente de la naturaleza y el cosmos. Refresca rápidamente y nos aporta una sensación de limpieza, de purificación que elimina todo rastro de cansancio y fatiga.

Ejecución

Desde la posición, los pies paralelos a la distancia de la cadera por la parte interna del pie, los brazos a lo largo de los costados del cuerpo, la columna alineada, la pelvis basculada, la mirada al frente.

  • Inspirar: captamos la energía de la tierra subimos las manos hacia el pecho, con las palmas hacia arriba, haciendo que penetre en el pecho y a la vez flexionamos un poco las rodillas.
  • Espirar: empujamos las manos hacia delante, con las palmas mirando hacia delante y los dedos mirándose en el interior, a fin de desechar la energía ya utilizada por el cuerpo, las piernas se estiran.
  • Inspirar: captamos la energía cósmica del horizonte llevamos las manos hacia el pecho para que penetre la energía, a la vez flexionamos un poco las rodillas.
  • Espirar: empujamos las manos hacia lo alto mirando al cielo para rechazar la energía turbia o utilizada hacia el infinito, los dedos miran hacia el interior, empujamos bien con el talón palmar y de las piernas se estiran.
  • Inspirar: giramos las palmas enfocando hacia la cabeza enfocando la coronilla de la cabeza captando la energía pura del cielo, haciendo que penetre en el cuerpo por la coronilla, bajamos las manos por delante de la cabeza hacia el pecho, a la vez flexionamos un poco las rodillas.
  • Espirar: empujamos las manos hacia los costados a la altura de los hombros y alejamos la energía viciada hacia los costados del infinito, los dedos apuntan hacia el horizonte y las piernas se estiran.
  • Inspirar: captamos la energía de cada lado del infinito llevamos las manos hacia el pecho, a la vez flexionamos un poco las rodillas.
  • Espirar: descendemos con la ayuda de las manos toda la energía usada por el cuerpo hacia abajo la sacamos por la planta de los pies y la dejamos hundir en las profundidades de la tierra, las piernas se estiran.


Repetimos la serie un mínimo de 3 veces. Sin prisa, respiramos lentamente sacando el aire por la boca para limpiar, una vez dominada la ejecución del ejercicio se puede hacer con los ojos cerrados. Al terminar los brazos quedan relajados al lado del cuerpo. 


Vídeo donde podemos ver la ejecución de la "Respiración Cósmica para mitigar el cansancio", ejecutado por Montse  Beascpechea, la maestra de Qigong que me lo enseño.




Mapa
Llamada
Correo electrónico
Acerca de